El pasado 27 de mayo se realizó el taller “Violencia de Género en el contexto universitario: nociones básicas y normativa institucional”, organizado por el Departamento de Ingeniería en Obras Civiles (con el apoyo de la Comisión de Género y el programa Obras te Acompaña en la etapa de la planificación y difusión) y la Dirección de Género, Diversidad y Equidad (DGDE) de la Universidad de Santiago de Chile.

La actividad contó con la participación de la psicóloga Paula Vargas, responsable de Prevención y Promoción de Buenas Prácticas, y el abogado David Pavez, del eje de Atención Psicojurídica, ambos profesionales pertenecientes a la DGDE. El encuentro contó con la presencia de la directora de la Dirección, Karin Baeza, quien introdujo el taller, reforzando los avances que ha tenido la Universidad en la institucionalidad de género, y explicó cómo esta actividad se inserta en una de las líneas estratégicas de la Dirección, que es la prevención. Además, participó activamente como moderadora, canalizando las intervenciones de los asistentes hacia los expositores. En tanto que las palabras de bienvenida y cierre de la actividad estuvieron a cargo del director de nuestro Departamento, Erick Saavedra Flores.

En la primera parte del taller se abordaron los aspectos psicosociales de la violencia de género, con la exposición de Paula Vargas, quien se detuvo en la acogida y acompañamiento psicológico que se realiza hacia  quienes han vivido  este tipo de violencia, para lo cual también se refirió a los fundamentos teóricos de intervención nacional e internacional en la materia. Junto con lo anterior, se conversó respecto de los mitos y realidades de la violencia de género. El objetivo de este diálogo fue promover el cuestionamiento y la reflexión tanto individual como colectiva sobre los temas abordados “para que cada quien pueda analizar las propias prácticas y revisarlas”, señaló la psicóloga, en pos de la prevención de conductas violentas y discriminatorias.

Las y los asistentes pudieron plantear sus inquietudes mediante el chat de la plataforma de videoconferencias, las que, respecto de esta sección del taller, se enfocaron en los motivos que tendría  una persona para ejercer violencia de género, por lo que se explicó que esta es un fenómeno multicausal (cultural, social). También se consultó por la violencia de género en las relaciones LGBTIQ+, entre otras dudas.

En la segunda parte del taller se abordaron los aspectos jurídicos y normativos de los procesos de investigación que realiza la Universidad ante la denuncia de una víctima de violencia, tema a cargo de David Pavez. Dentro de esta temática, el objetivo fue orientar a las y los participantes en los aspectos legales vinculados a las situaciones de violencia de género, acoso sexual y discriminación por razones de género. Para ello explicó cómo funciona la normativa interna de la Universidad en estos casos y en qué consiste el proceso que se realiza ante una denuncia. Al respecto, también se abordaron los requisitos que debe tener una denuncia y los principios orientadores de este proceso: la autonomía y la voluntad. Esto significa que la persona que ha sido víctima de la situación es quien debe denunciarla y no terceros, de modo que la persona afectada debe tener la convicción de que quiere hacer la denuncia y enfrentar el proceso que esta conlleva.

El abogado explicó que cuando se recibe una denuncia esta se remite a la Dirección Jurídica de la Universidad y esta entidad determina si se instruye un proceso disciplinario. Una vez finalizado el proceso, las conclusiones que derivan de este son vinculantes para las decisiones que toma la Universidad, a partir de las medidas establecidas en el Estatuto Administrativo (en el caso de funcionarias, funcionarios, académicas y académicos) o en el reglamento estudiantil que corresponda, en el caso de estudiantes. Junto con esto, aclaró que es un proceso que toma tiempo y que puede ser complejo, por lo que pueden generarse frustraciones en la persona que denuncia.

Sobre los aspectos jurídicos, las y los asistentes también hicieron preguntas, que se centraron en los procesos normativos y cómo están regulados. A su vez, se conversó sobre los mitos en torno a la transparencia de información y las atribuciones que tienen tanto la Dirección de Género, Equidad y Diversidad como la Universidad de Santiago en tanto organismo público. En esta misma línea se acogieron las inquietudes de académicas, académicos, funcionarias y funcionarios respecto de cómo deben actuar las unidades académicas cuando se recibe una denuncia, por lo que se entregaron orientaciones sobre los pasos a seguir y las medidas preventivas que puede desarrollar la DGDE junto a la unidad académica que manifiesta la necesidad. Dentro de la interacción con las y los asistentes, también se abordó el tema de las funas. En este contexto, el abogado explicó que estas tienen como gatillante episodios de violencia de género y discriminación, por lo que en estas acciones se busca expresar la frustración que surge desde estas conductas. Sin embargo, aclaró que legalmente no están permitidas, ya que implica tomar la justicia por mano propia.

Respecto de la evaluación del taller por parte de los profesionales a cargo, tanto Paula Vargas como David Pavez concuerdan en que fue una instancia muy positiva y con gran participación de las y los asistentes. En este sentido, para ellos fue novedosa la experiencia de que el taller, que inicialmente estuvo dirigido hacia la comunidad estudiantil,  contara también con la participación de docentes, funcionarias y funcionarios interesados (llegando a sumar 50 asistentes), lo que enriqueció el rango de temáticas a abordar. Para la psicóloga, el encuentro “aportó para encauzar las ideas en torno a la violencia de género, lo que permite avanzar hacia una mirada que nos lleve, de manera colectiva a individual, a cambiar las prácticas violentas por relaciones saludables”.

Para el abogado, actividades como estas son muy valiosas, ya que permiten “visibilizar el tema y ver que hay una necesidad al respecto, ya que este tema es transversal y debe permear a todo el sistema educativo y administrativo. Lo que es un desafío para toda la Universidad”. Por lo cual, coinciden en que este taller (junto a la charla “Aproximaciones a la perspectiva de Género” para docentes, funcionarias y funcionarios del Departamento, realizada el semestre pasado) es un aporte para propiciar acciones y buenas prácticas en pos de la prevención y disminución de la violencia de género.

Para la directora de la Dirección de Género, Diversidad y Equidad, Karin Baeza, es destacable la participación que tuvo la jornada. Al respecto señaló que “tuvo una convocatoria muy nutrida, lo que refleja el interés transversal que hay en la Universidad en estos temas. Respondiendo a este interés, la Dirección, aún en el contexto pandemia, se encuentra realizando un arduo y sostenido trabajo de promoción y prevención de buenas prácticas, poniendo a disposición de las diversas unidades académicas talleres dirigidos a las distintas poblaciones universitarias: estudiantes, funcionarios y docentes”. Junto con lo anterior recalcó la importancia de generar actividades de reflexión y conversación: “Estamos convencidos/as de que son iniciativas como estos talleres, las que nos permitirán autoeducarnos y acompañar el desafío de la transformación cultural que tenemos al frente, que no es un desafío menor porque apunta a construir una comunidad universitaria más equitativa, pluralista, no discriminatoria y democrática”.

El director de nuestro Departamento, Erick Saavedra Flores, señaló que el taller surgió desde las inquietudes de las y los estudiantes respecto de los casos de violencia de género y las informaciones a nivel país de su aumento en el contexto de cuarentena actual. Ante lo cual, la Comisión de Género de nuestro Departamento junto a la coordinación del programa Obras te Acompaña, apoyaron la realización del taller aportando en el contenido y enfoque de esta actividad en la que la DGED pudo canalizar las preocupaciones existentes. La evaluación del director sobre este encuentro también es muy positiva y valoró la integración que se generó entre los distintos estamentos que participaron, junto con lo cual destacó la participación de los especialistas de la Dirección de Género, Equidad y Diversidad de nuestra Universidad, ya que los enfoques se complementaron para ampliar la mirada sobre los temas analizados. A su vez, señaló que “como Universidad tenemos un rol muy importante y nuestra herramienta más importante como unidad académica es la transmisión de conocimiento, por lo que se ha buscado informar a las y los integrantes de la comunidad departamental respecto de la violencia de género acudiendo a los especialistas en estos temas, para aportar en la construcción de una sociedad más justa e igualitaria”.

  • Siguenos en:
A %d blogueros les gusta esto: